Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los rasgos de la dislexia?

Retraso en el aprendizaje del lenguaje.

Confusiones en la pronunciación de palabras que se asemejan por su fonética.

Falta de habilidad para recordar el nombre de series de cosas, por ejemplo los colores.

Confusión en el vocabulario que tiene que ver con la orientación espacial.

Alternancia de días «buenos» y «malos» en el trabajo escolar, sin razón aparente.

Dificultad para aprender las rimas típicas del preescolar.

Particular dificultad para aprender a leer y escribir.

Persistente tendencia a escribir los números en espejo o en dirección u orientación inadecuada.

Dificultad para distinguir la izquierda de la derecha.

Dificultad de aprender el alfabeto y las tablas de multiplicar y en general para retener secuencias, como por ejemplo los días de la semana, los dedos de la mano, los meses del año.

Falta de atención y de concentración.

Baja autoestima, frustración, impulsividad, periodos atencionales más cortos, inmadurez, falta de planificación…

Escritura marcada por: omisiones, adiciones de letras o alteraciones del orden de las mismas.

Desorganización en casa y en la escuela.

Dificultad para copiar cuidadosamente en la pizarra y en el cuaderno.

Dificultad para seguir instrucciones orales.

Hay gran diferencia entre su organización y estructuración de sus pensamientos de manera oral y escrita.

Inconsistencias gramaticales y errores ortográficos.

Gran dificultad para el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Aversión a la lectura y la escritura.

Como rasgos generales en la lectura se observan las siguientes características:

Falta de ritmo en la lectura.

Lentitud.

Falta de sincronía de la respiración con la lectura.

Los signos de puntuación no se usan para las pausas que están previstos, con lo que se amontonan las frases o se cortan sin sentido.

Hay una dificultad en seguir la lectura, que se manifiesta en saltos de línea al acabar cada línea, pérdidas de la continuidad de la lectura en cuanto levanta la vista del texto. Esto hace que en muchas ocasiones vuelva a comenzar a leer la misma línea.

Cuando se consigue una lectura correcta ésta es mecánica y debido al esfuerzo de decodificación se reduce la comprensión lectora de los diferentes contenidos.

En la escritura

En ocasiones se producen inversiones de letras en espejo.

Presentan, en muchas ocasiones, confusiones de letras que se parecen por la grafía o por el sonido.

Se suelen presentar omisiones similares a las que se dan en su lectura, de letras, sílabas o palabras.

Mezcla de letras mayúsculas con minúsculas.

Se producen agrupaciones y separaciones incorrectas, partiendo palabras o uniendo varias palabras en una sola: «y enlacoruña viaunas olas muigrandes y mecudrian».

Torpeza y coordinación manual baja.

Postura inadecuada, tanto del niño como de la hoja de papel.

Tonicidad muscular inadecuada, que puede ser por falta de presión o por exceso de la misma.

Las alteraciones gráficas afectan también obviamente a los números, sin que se pueda hablar de una discalculia.

Se dan inversiones de cifras en números de dos cifras, 24/42. Con números de tres o más cifras se hace más frecuente. Encuentran gran dificultad en diferenciar 104 de 140.

Tienden a confundir números de sonido semejante (60/70).

Trastornos de carácter espacio-temporal son: Dificultades de seriación, como hemos apuntado más arriba. Se manifiestan por ejemplo en los pasos de una decena a otra y en las seriaciones en sentido inverso, descendente.

Las dificultades gráficas y de orientación espacial se unen para dar un aspecto desordenado a las operaciones, dificulta una correcta alineación de las cifras en las operaciones, tienden en ocasiones a empezar las operaciones por la izquierda.

Dificultad para expresarse con términos precisos.

Dificultad en el uso adecuado de los tiempos del verbo.

El esfuerzo del niño, cuando lo hace, se pierde en gran parte en descifrar las palabras, se cansa, y tiene gran dificultad para abstraer el significado Dislexia Sevillahola@dislexiasevilla.esde lo que lee.

La ortografía, es una gran dificultad para estos niños y se puede hablar en muchas ocasiones de disortografía.

Se observan dificultades en la desorientación espacio-temporal. Así, en historia les cuesta captar la sucesión temporal y la duración de los períodos. En geografía tienen gran dificultad para localizar y en especial para establecer las coordenadas geográficas y los puntos cardinales. En geometría se producen grandes dificultades por su relación directa con la estructuración espacial.

Características de la personalidad

El niño disléxico presenta características de personalidad que a veces se atribuyen a otra cosa, pero que tienen que ver con su problema de aprendizaje, a veces como causa y otra como consecuencia.

La falta de atención.

Emocionalmente sensibles.

Cambios bruscos de humor.

Capacidad de intuición rápida, curiosidad y creatividad.

Piensan más con imágenes que con palabras.

Perciben de una manera multidimensional (usando todos los sentidos). – Extremadamente ordenados o desordenados.

Lento para recordar información.

Sueño muy profundo o se despiertan con mucha facilidad.

Sospecho que mi hijo puede tener dislexia. ¿Cuáles son los primeros pasos que tengo que dar?

Contactar con su profesor, tutor, u orientador del colegio. Descartar o identificar la dificultad de aprendizaje que pueda presentar, analizando las diferencias o dificultades que se presentan en el colegio y en casa. En caso de tener sospechas de que pueda tener dislexia acudir a un especialista.

Mi hijo de 5 años escribe siempre en espejo. ¿Podría tener dislexia?

Si,  tu hijo podría tener dislexia pero no necesariamente. La escritura en espejo es bastante común en niños de 5 a 7 años. Muchos niños aprenden primero la forma general de las letras y después aprenden a dominar la direccionalidad. Habla con el profesor de tu hijo, seguro que lo habrá visto muchas veces. Si todavía estás preocupado, estate atento a las otras habilidades de tu hijo, por ejemplo – ¿le cuesta aprender rimas, los colores, los días de la semana, las estaciones, o abrocharse los botones o cordones? En sí solo, la escritura en espejo en niños de esta edad no es señal de la dislexia pero si lo ves en conjunto con otros rasgos es recomendable que hables con el tutor, orientador o un logopeda.

¿Dónde lo pueden diagnosticar?

El orientador del colegio puede derivarlo al Equipo de Orientación Educativa para diagnóstico.

Un logopeda o psicólogo colegiado puede realizar el diagnóstico que resultará fundamental para que a tu hijo se le realicen las adecuaciones necesarias.

¿Necesito un diagnóstico?

Se podría pensar que un diagnóstico o informe diferencial no siempre es necesario, porque a veces el colegio está dispuesto a reconocer las necesidades de tu hijo y aplicar adecuaciones para que aprenda sin solicitarte informe alguno. Pero ten en cuenta que si cambiáis de colegio, o cuando tengan que realizar los temidos exámenes de reválida, es seguro que necesites un diagnóstico para que a tu hijo se le apliquen las adecuaciones contenidas en el caso de Andalucía en la orden .

¿Hay tratamiento para la dislexia? ¿Dónde recibe el tratamiento?

Como bien sabéis ya la dislexia no se cura, pero eso no quiere decir que no se pueda tratar para minimizar en la medida de lo posible sus efectos sobre nuestros hijos. El encargado de tratarla es un logopeda especializado en dislexia. Puedes ponerte en contacto con el Colegio de Logopedas para que te faciliten una lista de logopedas especializados en la dislexia.

Desde la asociación estamos contribuyendo a la creación de un mapa de experiencias para comunicar a los socios las recomendaciones sobre dónde acudir para conseguir un diagnóstico o tratamiento. Este mapa estará próximamente a disposición de los socios que lo soliciten.

No obstante si ya has pasado por alguna centro donde diagnosticaron a tu hijo o hija, ha estado en terapia y quieres compartir tu experiencia, cuéntanosla en federacionandaluzadislexia@gmail.com. Esto ayudara a otras familias a evitar «palos de ciego» hasta dar con el profesional adecuado.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

Depende mucho de cada niño, de su edad, de la rapidez con la que asimile dicho tratamiento, etc

Las sesiones de logopedia tendrán lugar hasta que el niño pueda valerse por si sólo con un mínimo de dificultades. Eso sí, aunque el niño sea dado de alta, en el colegio deberán seguir cumpliéndose sus adecuaciones y deberemos estar atentos a posibles retrocesos que indiquen que puedan necesitar nuevas sesiones de refresco. En definitiva, no podremos bajar la guardia durante toda la etapa escolar de los niños.

¿Sanidad tiene especialistas en logopedia?

Actualmente, Sanidad no facilita tratamiento de logopedia para las personas con dislexia. Lo que sí pueden hacer en Sanidad es realizar un informe diferencial que descarta otra serie de cosas como sordera, TDAH, problemas de visión etc.

¿Existe un marco legal para proteger a mi hijo?

De momento no existe ninguna ley nacional. Desde Fedandis, junto a la Plataforma dislexia, hemos formulado un borrador de propuesta de una normativa a nivel nacional. Sabemos que estamos años luz detrás de otros países europeos en cuanto al marco legal para personas con dislexia. Cada comunidad autónoma tiene su propia normativa autonómica. En  Andalucia, contamos con legislación al respecto. Para más información pinche aquí.

¿Tiene mi hijo derecho a adecuaciones en el aula?

Si. En Andalucía tenemos la guía Manual De Atención Del Alumnado , donde se detallan las necesidades educativas de apoyo, la atención educativa con las correspondientes orientaciones al profesorado.

Este gráfico explica como están clasificados los niños con dificultades de aprendizaje en el sistema educativo.

El colegio se niega a reconocer el diagnóstico de mi hijo. ¿Qué debería hacer? 

Primero hay que estar seguro de haber intentado abrir todas las vías de comunicación. Si, después de hablar con el tutor y profesor de Audición y Lenguaje/PT/orientador de tu colegio. Encontrarás la lista de centros de orientación aquí : Si ves que no están dispuestos a aplicar la instrucción, hay que acudir a la inspección.

Mi hijo está diagnosticado con dislexia ¿Es capaz de aprender otros idiomas?

Por supuesto que sí. Pero hay que tener en cuenta que lo escrito siempre le va costar más en cualquier otro idioma. Una educación bilingüe puede parecer una oportunidad maravillosa pero puede ser una carga académica demasiado fuerte y cada familia debería valorar lo que se considera mejor para su hijo.

Con respecto a una segunda lengua extranjera, esta regulado que se puede sustituir por refuerzo si existen problemas de lengua ( Orden de currículo de Andalucía 14 julio 2015)

Mi hijo tiene baja autoestima ¿Cómo debo tratarlo?

Siempre hay que buscar sus talentos y reforzarlos. No solo valora a tu hijo por sus notas académicas. Busca alguna actividad fuera del ámbito escolar en la cual se sienta bien y le guste. Esta página web tiene consejos muy útiles.

¿Cómo le explico a mi hijo que tiene dislexia?

Habla abiertamente con él. Para muchos es un alivio tener una explicación de sus dificultades. Que sea consciente de sus diferencias, siempre en positivo. Explícale que unos 700.000 alumnos en los aulas de España tienen dislexia. Enseñale todas las personas famosas que tienen dislexia (Hulk, Johnny Depp, Keira Knightley etc). Busca páginas en la web como este este video de una bloggera que cuenta su experiencia. En nuestra pagina de Facebook Dislexia Sevilla solemos también colgar muchas experiencias de niños y adolescentes.

¿Cuánto tiempo debe estudiar en casa un niño de primaria?

La OMS ha advertido que los colegios deberían limitar los deberes.

De momento en España se recomienda que un niño en primaria debe hacer deberes no más de 1 hora diaria. En la ESO, los alumnos no deben estudiar más de 2,5 horas diarias.

A los niños con dislexia, siempre les va costar más tiempo hacer los deberes. Ayuda a tu hijo planificar sus tareas, pon un tiempo límite y nunca olvides que debe de tener tiempo libre. Calidad de estudio es más importante que cantidad. Si realmente los deberes se convierten en un problema, pregunta a su profesor si juntos podéis adaptar los deberes a las habilidades y necesidades de tu hijo.

¿Cómo puedo fomentar la lectura?

Tiene que ser algo divertido. Todos nuestros hijos deberían disfrutar de la lectura. Es importante que no parezca otra tarea académica sino algo de ocio. ¿Te ve tu hijo a ti leer? Leed juntos un rato cada día. Pero es importante que sea algo que le interese a tu hijo y que no sea dirigido ni por ti ni por el colegio. Utiliza las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación), en ellas encontramos facilitadores o eliminadores de barreras para motivar la lectura.

Se puede aprovechar de la tecnología los audiolibros tanto en casa como en el coche.

Para los pequeños, libros con muchos dibujos y para los mayores los comics son buenas opciones.

Busca libros de temas que puedan interesar a tu hijo/a: aviones, dinosaurios, el Guinness de los Records… Los niños y las niñas con dislexia suelen tener intereses muy variados, aprovecha esa curiosidad, no sólo existen libros de ficción. Puede ser muy buena idea ir juntos a la Biblioteca de vuestra zona y hacer algo divertido después, algo que a tu hijo/a le guste y le haga sentir especial.

El tamaño de letra y el interlineado son importantes para mejorar la velocidad y la comprensión lectora: letra grande, interlineados dobles, cuida esos detalles en los libros que le ofrezcas y no te preocupes si son “libros de niveles académicos inferiores a la edad de tu hijo”, lo importante es disfrutar. Deja que busque, que tenga curiosidad.

Disfruta tú también de la lectura con ellos, leed en voz alta un trozo cada uno, relajados, inventando voces o haciendo teatro. No fuerces la lectura en voz alta si el niño no quiere. Dale tiempo, deja que tenga confianza , que se sienta seguro. Para el puede ser todo un reto.

Scroll hacia arriba